El impacto de la inflación en las cotizaciones y en las pensiones y las bases de cotización

El impacto de la inflación en las cotizaciones y en las pensiones y las bases de cotización

publicado en: Consultoría de RRHH | 0

El futuro de las pensiones es uno de los asuntos que más preocupa a los españoles. La sostenibilidad del sistema suscita muchas dudas entre los expertos, pero la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas ya es una realidad.

Esto es así desde 2013, año que el que se introdujeron algunas reformas en el sistema. El Ejecutivo aprobó desvincular la revalorización de las pensiones al IPC y fijó una horquilla para su revisión anual: un mínimo del 0,25% y un máximo del 0,5%. Esta medida tiene como objetivo garantizar el equilibrio presupuestario y la salud financiera de la Seguridad Social.

¿Cómo se traduce, en la práctica, esta nueva fórmula en la actualización de una pensión?

Pues es tan sencillo como que las pensiones no van a incrementarse al mismo ritmo que el coste de la vida en los próximos años.

Veamos lo que ocurrió el año pasado. Despedimos 2016 con una subida de precios del 1,6%, mientras que el Gobierno aprobó sólo un aumento del 0,25% en la paga de los 8,5 millones de pensionistas. Como consecuencia, la pérdida adquisitiva para ese colectivo se situó en 1,35 puntos. Y es que, aunque las pensiones hayan subido en términos nominales, no lo han hecho en términos reales.

grafico 21 marzo

Echando un vistazo a las previsiones macroeconómicas, no parece viable que las pensiones aumenten por encima del 0,25% a medio plazo. Si estimamos una inflación normalizada del 2%, tendremos una pérdida del 1,75% en la capacidad de compra de este grupo de población. O lo que es lo mismo: los ingresos mensuales de un pensionista cada vez darán menos de sí.

Por si fuera poco, la base de cotización, lo que pagan anualmente los trabajadores a la Seguridad Social y que se toma como referencia para calcular su pensión, también ha sufrido modificaciones. A finales de 2016, el Gobierno también adoptó por Real Decreto modificaciones en las bases de cotización con el fin de aumentar la recaudación para la Seguridad Social.

En pocas palabras, el margen entre el importe de la cotización y la pensión futura se ha ampliado. Además, esta desviación entre lo que se va cotizando y lo que se cobrará en un futuro irá en aumento cada año.

Así las cosas, conviene ir planificando nuestra jubilación con tiempo y estudiar las alternativas que existen en el mercado para asegurarnos la tranquilidad y sosiego que requiere esa etapa de nuestra vida.

Comparte

Dejar una opinión