Accidentes de tráfico: datos y guía sobre cómo prevenirlos

Accidentes de tráfico: datos y guía sobre cómo prevenirlos

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

 

Cada año se producen más de 400 millones de desplazamientos de largo recorrido por las carreteras españolas. Solo durante un puente festivo se producen más de siete millones. Una parte de estos desplazamientos terminan en accidentes y consecuencias más o menos graves para los ocupantes de los vehículos y sus allegados. La seguridad vial nos concierne a todos y hay una serie de medidas que podemos tomar para mejorarla.

 

Datos

 

Hubo unos años en los que, en España, más de 5.000 personas fallecían cada año en accidentes de tráfico interurbanos. Hoy, las cifras se han reducido mucho, pero todavía hay margen para la mejora. 2017, según datos de la Dirección General de Tráfico, se cerró con 1.200 víctimas mortales involucradas en 1.067 accidentes fatales, un 3 % más que en 2016.

La cuarta parte de los conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas el año pasado no llevaba puesto el cinturón de seguridad

A pesar de este repunte, la cifra de fallecidos es la más baja desde que se tienen registros estadísticos. En 1960, primer año con datos, hubo 1.300 muertos. Eso sí, hace casi 60 años, poco más de un millón de vehículos circulaban por las carreteras españoles, mientras hoy el parque móvil es de casi 33 millones.
Pendientes de las cifras definitivas, estos números esconden datos concretos que todavía sorprenden. Por ejemplo, la cuarta parte de los conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas el año pasado no llevaba puesto el cinturón de seguridad. El 20% de los ciclistas fallecidos no llevaba casco, pese a ser obligatorio en vías interurbanas. Uno de cada cuatro menores de 12 años fallecidos no utilizaba ningún accesorio de seguridad en el momento del accidente.

 

La siniestralidad en las carreteras españolas

Los datos de la DGT también dan lugar a un análisis más pormenorizado que ayuda a trazar un perfil del riesgo de siniestralidad en las carreteras españolas.

DESCARGAR

  • Por sexo. Casi ocho de cada diez fallecidos en las carreteras en 2017 fueron hombres.
  • Por edades. Los grupos en los que más ha aumentado el número de fallecidos han sido de 25 a 34 años (+ 37%) y el de 55 a 64 años (+ 16%).
  • Por Comunidades Autónomas. En 2017, los accidentes mortales se redujeron en Galicia, la Comunidad Valenciana, País Vasco, Navarra, La Rioja y Castilla y León. En el resto, aumentaron.
  • Por tipo de vía. Uno de cada cuatro accidentes con víctimas mortales se produce en autovías o autopistas. La mayoría sucede en vías convencionales.
  • Por tipo de accidente. En las vías de alta capacidad, el 41% de los fallecidos se produjeron, en 2017, por salidas de la vía, el 20% en accidentes con colisión trasera y múltiple y el 15% en atropellos a peatones. En las carreteras convencionales, el 42% de los fallecidos se debió a salidas de la vía y el 28% a colisiones frontales.
  • Por factores contribuyentes. Las distracciones, el exceso de velocidad, el cansancio y el consumo de alcohol y drogas son los factores que contribuyen en mayor medida a los siniestros.

 

¿Son evitables los accidentes de tráfico?

Sí son evitables, solo hay que disminuir los factores que incrementan el riesgo de accidente de tráfico en Espala. Para ello, en cualquier trayecto hay que organizarse (no ir con prisas), siempre analizar el recorrido / circunstancias por donde circulamos (si llueve, actuar en consecuencia), mantener el vehículo en perfectas condiciones (aire de las ruedas, cristales limpios), cumplir con las normas de seguridad (casco en caso de moto, uso del cinturón) y muy importante, no circular en condiciones que afectan a nuestro estado (bajo medicación, sin dormir, bajo los efectos del alcohol).

Jesús Torralba, Ingeniero experto en prevención del Departamento de Flotas de WTW, considera que la clave para reducir los accidentes es conocer y saber aplicar los principios de conducción defensiva.

Estos principios son:

  1. Uso de la visión para obtener información de lo que tenemos a nuestro alrededor, usando los retrovisores y barriendo con la mirada para compensar los ángulos muertos.
  2. Anticiparnos para ser vistos mediante intermitentes, luces. Nunca situándonos en ángulos muertos y prever escapatorias.
  3. Mantener un espacio: la llamada distancia de seguridad.
  4. Dominio del vehículo (manteniéndolo en buen estado) y dominio de uno mismo (conocer nuestro límites físicos y mentales y factores que nos afectan)
  5. Respetando a los demás realizando las maniobras con seguridad.

Jesús Torralba y el resto del equipo de ingenieros especialistas en la gerencia de Riesgos de Flotas de Willis Towers Watson disponen del know-how y las herramientas necesarias para ayudar a las empresas a reducir sus accidentes. “Hemos conseguido grandes éxitos en riesgo complicados con alta frecuencia, en los que hemos llegado a reducir los accidentes en un 28%”, afirma Jesús.

 

Comparte

Dejar una opinión