Cómo medir la productividad… ¡Y aumentarla!

Cómo medir la productividad… ¡Y aumentarla!

publicado en: Consultoría de RRHH | 0

¿Cómo aumentar la productividad de los empleados en las empresas? ¿Cómo medirla? Karen O’Leonard, Global Client Solutions Leader de Willis Towers Watson, propone desde San Diego (EEUU) soluciones para afrontarlo.

Y lo primero de todo es definir qué elementos son comunes a todas las organizaciones y frenan, a largo plazo, la productividad en las empresas. Para O’Leonard estos son:

  1. Los gestores ineficaces.
  2. Los conocimientos inadecuados o insuficientes de quienes han de ejecutar tareas determinadas.
  3. Los trabajos que no están alineados con los objetivos corporativos.
  4. Y los problemas de salud de los empleados, incluido el estrés.

Las empresas deben poner remedio a estos problemas para obtener el máximo rendimiento, con garantías, del capital humano con el que cuentan.

 

Si no mides la productividad, no existe

Para averiguar dónde existen los puntos conflictivos más significativos en una empresa, la experta de Willis Towers Watson reconoce que la productividad se debe medir y gestionar a lo largo de todo el año.

Hay empresas que, erróneamente, comienzan esta medición de productividad con algunas medidas de carácter general, tales como los ingresos por empleado. Para Karen O’Leonard las métricas de análisis de la productividad han de basarse en las prioridades de una empresa y en sus principales funciones o roles. Por ejemplo:

– Para aquellos puestos de trabajo donde lo que realmente importa es la eficiencia, como en los centros de llamadas, deberán tener más peso en esta medición las métricas tipo “transacciones por hora”.

– Cuando la calidad es el objetivo principal de la función que un empleado desempeña, medir “la tasa de error” será fundamental.

 

Medición de la productividad

En la siguiente tabla de Willis Towers Watson, puedes consultar cómo han de asociarse las medidas de la productividad con las prioridades estratégicas de negocio.

Consulta la tabla original completa (en inglés) aquí

 medicion productividad

 

Mejora de la productividad

Una vez que la organización tiene estas métricas de productividad desglosadas ​​por zonas geográficas, por unidades de negocio, oficinas locales, etc., los gestores pueden concentrarse en determinar cuáles son las mayores deficiencias. Así podrán hacer hincapié en ellas de cara a mejorar la productividad.

En este sentido y según Karen O’Leonard, las áreas clave para mejorar la productividad son:

– La contratación y desarrollo de los talentos adecuados.

– Contar con directivos eficaces que puedan alinear adecuadamente los objetivos e incentivos, recompensar y reconocer el talento y conducir a los resultados deseados.

– Fomentar un lugar de trabajo saludable, con programas destinados a controlar el estrés y mejorar la salud general y el bienestar de los empleados.

“La búsqueda de la excelencia en estas áreas se traducirá en un aumento significativo de la productividad”, reconoce O’Leonard, pero matiza: “Para liberar todo el potencial de la fuerza de trabajo es necesario un ingrediente secreto: una cultura comprometida y alineada”.

 

“Cultura comprometida y alineada”

Para cumplir con sus objetivos de negocio y financieros, la cultura de una organización debe estar alineada con sus prioridades de negocio.

Así, por ejemplo, si la principal prioridad es la innovación, la organización ha de fomentar una cultura que incluya una diversidad de pensamiento, el apoyo a la toma de riesgos, una inclinación a la acción, y un sistema para el reconocimiento de nuevas ideas.

Si la prioridad principal del negocio es la calidad, la cultura de la empresa debe potenciar la formación de los empleados en prácticas que mejoren los datos de rendimiento y de calidad.

Y sea cual sea el tipo de cultura, para alcanzar el éxito, la empresa debe conseguir el compromiso de los empleados con la organización. “Este ingrediente extra desbloquea todo el potencial de la productividad”, insiste O’Leonard.

 

¿Cómo se recompensa este esfuerzo?

En la encuesta de 2015 de Willis Towers Watson sobre los Costes Financieros se recoge que las empresas con unas mejores prácticas de contratación e incorporación para los nuevos empleados, acaban ahorrando entre 6 y 10 millones de dólares al año.

Además, la última encuesta Staying@Work, también de la consultoría global y bróker de seguros Willis Towers Watson, muestra que las empresas que tienen empleados en muy buen estado de salud, asociado esto al desarrollo de programas de bienestar, supone un ahorro de más de 3 millones de dólares.

Otros análisis demuestran que las empresas con culturas alineadas y comprometidas logran hasta 10 veces de crecimiento de ingresos en comparación con los que no siguen estas pautas.

Con este tipo de resultados, es fácil justificar por qué las empresas deben estar preocupadas por la productividad durante todo el año. Así que ya sabes, ¡es hora de buscar mejores resultados a través de una mayor productividad!

 

Quizá te interese…

Las preocupaciones financieras de los empleados afectan a los resultados del negocio

Gestión del compromiso sostenible, clave para potenciar los resultados de una empresa

5 razones por las que potenciar los programas de bienestar de las empresas

¿Estás cuidando tu capital humano? Hacia un plan de gestión eficiente para prevenir posibles riesgos

Comparte

Dejar una opinión