¿Conoces las tendencias del sector energético? El reto de reorganizar los equipos

¿Conoces las tendencias del sector energético? El reto de reorganizar los equipos

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

 

Tiempos convulsos para las empresas del sector energético. Junto a los riesgos geopolíticos, los retos y tendencias en el sector de la energía que el siglo XXI plantea a esta industria son múltiples: desde la caída en picado de los precios del petróleo, pasando por el endurecimiento de la legislación o el creciente aumento de las amenazas cibernéticas.

Gestionar esta nueva situación con éxito es todo un reto para las organizaciones del sector. Reto que es preciso afrontar con el apoyo del capital humano.

Accede al Informe completo sobre la Industria Energética 2017.

Descargar informe

El estudio sobre el Mercado Energético 2017 elaborado por Willis Towers Watson revela que uno de los mayores riesgos de esta industria, para encarar el nuevo escenario, es la dirección y organización de sus plantillas. Así pues, los Departamentos de Recursos Humanos están abocados a modernizarse para ganar efectividad, optimizar su gestión y retener al talento.

 

Nuevas tendencias en el sector de la energía

El informe pone de manifiesto que, además, las nuevas tendencias en este mercado aumentan la presión y estrés sobre los trabajadores e imponen un nuevo concepto de liderazgo. Estas son sus principales características:

 

Un mercado en continuo cambio

En un sector que cambia de forma vertiginosa, las preferencias y actitudes de los empleados sobre su trabajo han cambiado, lo que afectará a la gestión del talento.

Se tiende hacia un modelo que ya se conoce como ‘economía de pequeños encargos’ o ‘economía de bolos’; sobre todo, en la industria tecnológica, en las que las empresas contratan a los trabajadores de forma temporal o para proyectos puntuales.

Además, se está imponiendo la figura del mediador, que cubre servicios con personas externas, en lugar de delegar esas tareas en trabajadores específicos.

Imaginemos el caso de un geocientífico, profesional de alta cualificación, colaborando de forma simultánea para varias empresas. Esta idea presenta una verdadera oportunidad para el sector, ya que puede paliar la volatilidad del mercado tanto para trabajadores como para las organizaciones. No obstante, implicaría una auténtica revolución en los puestos de trabajo tradicionales, en las carreras tradicionales y en las estructuras organizativas.

 

Rápida evolución tecnológica

Los vertiginosos cambios tecnológicos modificarán la experiencia del empleado, tanto dentro como fuera de su puesto de trabajo. La automatización está reconvirtiendo la mecánica de hacer las tareas, lo que exige nuevas estrategias para retener, atraer y comprometer al capital humano.

Una de las tecnologías emergentes con más potencial es el Blockchain. ¿Sabes cómo impactará en el sector financiero?

Seguir leyendo

 

Un cambio generacional

La industria energética está expuesta a los riesgos del cambio generacional en las posiciones de alta cualificación. Es preciso que las organizaciones preparen el camino para que los millenials tomen el testigo de esos trabajadores que fueron hijos del ‘baby boom’. A corto plazo, este colectivo se convertirá en el grueso de los trabajadores y, por tanto, las empresas del sector energético deben preparar su estrategia para crear la oportunidad de transferencia y aprendizaje de conocimientos intergeneracional.

 

Expectativas de transparencia y proceso de individualización

La industria actual cuenta con tres o cuatro generaciones de empleados y es primordial para las organizaciones tener conciencia de las expectativas de cada colectivo a la hora de establecer incentivos y de gestionar el talento.

La flexibilidad en la oficina funciona. Tanto para empleados como empresarios.

Seguir leyendo

Tampoco hay que pasar por alto la tendencia hacia el individualismo. Esto es, cada trabajador, en función de la generación a la que pertenezca, tiene su propio criterio de elección, flexibilidad y preferencias a la hora de determinar las fórmulas de reconocimiento por parte de la empresa.

En definitiva, las tendencias en el sector de la energía, y en concreto en lo que a su organización laboral se refiere, pasan por una creciente flexibilidad, una mayor dificultad para retener el talento pero, también, por una gran oportunidad de contar con diferentes generaciones colaborando en equipo y aportando experiencia, por un lado, y nuevas formas de trabajar, por otro.

 

Comparte

Dejar una opinión