El Consorcio de Compensación de Seguros ¿Cómo funciona?

El Consorcio de Compensación de Seguros ¿Cómo funciona?

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

Ante tanta información que nos llega día a día sobre el sector, a veces se nos olvidan algunos conceptos básicos sobre seguros, o al menos, el funcionamiento de ciertos órganos que siempre debemos tener muy presentes de cara a gestionar la cobertura de determinados tipos de riesgos extraordinarios.

Nos referimos al Consorcio de Compensación de Seguros, una entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad que opera en el marco de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Es un medio que sirve a nuestro sector, pero que sin duda será la compañía del asegurado en determinados casos específicos.

 

Ámbito de aplicación

El CCS aparecerá, intervendrá y prestará cobertura cuando sucedan determinados riesgos extraordinarios por indemnizar, hasta un límite legal establecido que sea consecuencia de dichos acontecimientos, y siempre y cuando afecte a bienes de personas, tanto físicas, como jurídicas (incluidas las empresas con domicilio social o sucursal en España). Deberán encontrarse en territorio español, incluyendo a aquellas personas que tienen residencia habitual, a vehículos con matrícula española, bienes muebles (excepto los de tránsito comercial) y bienes inmuebles radicados en España.

 

Riesgos Extraordinarios

Son aquellos que se producen ocasionalmente y aparecen de forma inesperada. Están regulados por ley, y si bien existe una lista detallada de los mismos, podemos considerar que la mayoría son consecuencia de fenómenos meteorológicos adversos (terremotos, huracanes, inundaciones etc…) o de determinadas acciones de alteración del orden público e institucional (terrorismo, rebelión, tumulto popular, actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, o de Cuerpos de Policía locales y autonómicos en tiempos de paz).

 

Coberturas

Entre otras, el CCS cubre:

  • Los riesgos extraordinarios siempre y cuando los asegurados tengan una póliza con recargo a favordel Consorcio. Es decir, los seguros contra daños, incluyendo los seguros agrarios que se ajustan al Plan Anual, y cualquier extensión de cobertura de seguro que incluya un recargo a favor del Consorcio. Se exceptúan los siniestros en los que intervengan vehículos robados/y o desconocidos.
  • Los seguros de vida en los que la garantía sea el riesgo de fallecimiento y con garantías complementarias de accidente siempre que estén amparadas por el propio Consorcio.
  • Los Planes de Pensiones y seguros colectivos que dispongan de cobertura para el caso de riesgos extraordinarios.

 

El CCS ¿Hasta cuánto cubre?

Es una de las cuestiones más importantes. El asegurado cobrará del Consorcio de Compensación de Seguros en base a la cobertura establecida en su póliza de seguros. A esta cantidad hay que deducir la franquicia que se puede aplicar o no. Así, si la póliza tiene unas coberturas superiores a las que estima el perito tras la valoración después del siniestro por riesgos extraordinarios, cobrará lo que estime el perito, aun disponiendo de una cobertura superior. En definitiva el Consorcio cubre la misma cantidad que hubiera determinado la aseguradora.

Los gastos de demolición, extracción de lodos y transporte de residuos, se incluirán dentro del continente asegurado.

Si por el contrario, la cantidad a indemnizar fuera superior al capital asegurado, se establece un límite en el capital asegurado por el contrato de seguro. Este punto es importante tenerlo en cuenta para otro tipo de seguros como los de lucro cesante o pérdida de beneficios.

 

Comparte