Pérdidas económicas por una mala gestión de tu flota de vehículos

Pérdidas económicas por una mala gestión de tu flota de vehículos

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

 

En un entorno cambiante, para las empresas es cada vez más relevante llevar a cabo una óptima gestión de los seguros de su flota de vehículos. La mejora de la situación económica ha supuesto el aumento del número de vehículos y, en consecuencia, también la cifra de accidentes. Este contexto obliga a las empresas a prestar especial atención a la gestión de los seguros de la flota de vehículos por motivos de eficiencia operativa y de gestión de riesgos.

 

¿Qué consecuencias tiene una mala gestión de tu flota de vehículos?

A la hora de asegurar su flota de vehículos, la empresa debe realizar un análisis de numerosos factores que las compañías de seguros tienen en cuenta para determinar un precio. Después, en caso de que la empresa no gestione correctamente su flota, la principal consecuencia económica será el encarecimiento del seguro de circulación de los vehículos, ocasionado por el aumento del riesgo de accidente. El aumento de este riesgo se debe a los siguientes factores, todos derivados de una mala gestión de la flota:

 

  • Rutas poco eficientes:

    • Necesidad de aumentar el nº de rutas y, por consiguiente, del nº de vehículos.
      • Esto aumenta la necesidad de adquirir más vehículos y, en consecuencia, de aumentar el coste de aseguramiento de la flota.
    • Problemas para establecer rutas homogéneas.
      • Provoca que los conductores tengan menos conocimiento de las rutas que realizan y, por lo tanto, aumenta tanto el número de accidentes como los daños causados / sufridos.
    • Pueden ocasionarse problemas con los tiempos de entrega / visita, lo que puede incidir en la necesidad de que los conductores intenten reducir el tiempo por ruta.
      • Nuevamente, esta circunstancia aumenta tanto el número de accidentes como los daños causados / sufridos.
    • Los kilómetros recorridos por ruta aumentan y, por consiguiente, el desgaste de los vehículos es mayor.
      • También aumenta tanto el número de accidentes como los daños causados/sufridos.

 

  • Escasez de análisis y tratamiento de la información de siniestralidad:

    • Las empresas, al no disponer de esta información, no conocen con exactitud la tipología de sus siniestros o el tipo de riesgo de su flota.
      • Esto impide que la empresa pueda establecer medidas de prevención de riesgos.
      • También imposibilita la reducción del nº de accidentes a largo plazo, lo que además impide una reducción del coste de aseguramiento.

 

 

Otras consecuencias de una mala gestión de la flota de vehículos

Las variables mencionadas afectan directamente al coste de aseguramiento de la flota de vehículos, pero es importante tener en cuenta que, además, al aumentar el nº de accidentes y el coste de las reparaciones, las empresas hacen frente a otras pérdidas económicas como consecuencia de los accidentes de sus flotas:

  • Aumento de la necesidad de contratación de vehículos de sustitución.
  • Coste de paralización de los vehículos:
    • Coste de servicio.
    • Problemas de entrega a clientes.
  • Coste de las reparaciones no cubiertas por la póliza de seguro.
  • Posibles daños / lesiones a conductores de la empresa:
    • Aumento de riesgos laborales.
    • Bajas médicas.

En definitiva, el coste de aseguramiento depende del número de accidentes y de la gravedad de los mismos. Por ello, si las empresas no gestionan su flota de vehículos adecuadamente, el riesgo de la flota a largo plazo tenderá a aumentar. Como consecuencia, también lo hará el coste de aseguramiento que, en muchos casos, supone una partida de gastos muy significativa en las empresas.

 

Información sobre Flotas

 

Comparte

Dejar una opinión