El futuro de los seguros de salud

El futuro de los seguros de salud

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

La innovación tecnológica en salud será clave para mejorar la calidad de vida de la sociedad en los próximos años. En 2019, según los expertos, un 10% de la población mundial vivirá con un órgano o prótesis impreso en 3D, técnica en la que también se apoyarán el 35% de las cirugías que requieran trasplantes o sustituciones. El sector del seguro de salud, además, deberá encarar otros desafíos vinculados a factores coyunturales. “Los retos futuros del sector no se superarán sólo con innovación tecnológica”, advertía Rafael Senén, CEO de Coverontrip Digital Insurance, durante la presentación del estudio ‘What Challenges Will Health Insurance Face?’.

Y es que el envejecimiento de la población, el incremento de la esperanza media de vida y la cronificación de determinadas enfermedades obligarán a las compañías a reorientar su negocio en el medio plazo.

El envejecimiento de la población, el incremento de la esperanza de vida y la cronificación de determinadas enfermedades obligarán a las compañías a reorientar su negocio en el medio plazo.

No menos importantes serán la búsqueda de nuevas fórmulas para garantizar la sostenibilidad del sistema, las políticas gubernamentales, el papel de los profesionales de la salud o la aplicación de las nuevas tecnologías.

Variables a tener en cuenta en los seguros de salud

Los expertos coinciden que, de forma inmediata, el sector está llamado a actuar sobre las siguientes variables para reforzarse ante los cambios que se avecinan:

• Prevención de enfermedades. El aumento de la edad media de vida impulsa el coste al alza de la asistencia sanitaria, por lo que las empresas deben trabajar en acciones dirigidas a prevenir enfermedades que son evitables mediante programas de “wellness”. Campañas didácticas o programas formativos son algunas de las iniciativas más efectivas contra la prevención.

• Incorporación de nuevas tecnologías. Las nuevas tecnologías de diagnóstico y tratamiento encarecen el servicio, lo que obliga al sector a replantearse su política de costes.

• Lanzamiento de productos específicos. Las demandas de los consumidores están cambiando. Las aseguradoras tendrán que comercializar productos a la medida del cliente. Ciertas compañías ya han comenzado a trabajar en lo que se conoce el pago por uso.

• Ampliar la oferta de productos para captar nuevos clientes es otra de las estrategias que empieza a normalizarse en este ramo. Podemos encontrar, por ejemplo, pólizas específicas para mayores de 60 años, para expatriados, para autónomos, etc. En otros casos, están incrementando las coberturas, centrándose en la prevención.

• Competencia agresiva. Muchos operadores quieren crecer en el ramo del sector salud. El aumento de la demanda de los servicios sanitarios ha intensificado la competencia con precios a la baja.

 

‘El paciente conectado’

Las aseguradoras que operan en el ramo de salud también verán cómo se modifican las relaciones con sus clientes gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías. De hecho, un 40% de los millenials utilizan las redes sociales para temas relacionados con su salud.

 

 

Comparte

Dejar una opinión