Gestión del talento: los 9 retos del futuro

Gestión del talento: los 9 retos del futuro

publicado en: Consultoría de RRHH | 0

Motivación, trabajo en equipo, salarios y expectativas laborales, liderazgo, retención… La gestión del talento en una compañía es complicada, eso no es nada nuevo. Hace ya casi un siglo que el mundo empresarial es consciente de ello. Hoy por hoy, es un asunto central tanto para las grandes corporaciones como para las pymes. ¿Cómo evolucionará en la próxima década?

 

9 claves para la gestión del talento en los próximos años

Son muchos los factores que hay que tener en cuenta para gestionar el talento dentro de una empresa. Son tareas que necesitan la implicación del departamento de recursos humanos, pero no basta con esto. En los próximos años, los expertos coinciden en que una serie de aspectos se convertirán en centrales. Los resumimos en nueve puntos clave.

 

1. Consigue que el talento crezca más rápido que el negocio.

Manejar el talento en una empresa es mucho más que evaluar la eficiencia o gestionar las vacantes. Según un artículo publicado por el experto Ron Ashkenas en la revista Harvard Business Review, uno de los grandes retos es impulsar el talento por delante del propio negocio.

Pone, como ejemplo, el de Cognizant, un proveedor de tecnología de Estados Unidos. “Ha convertido la creación de una cantera de liderazgo de alto rendimiento en un elemento crucial de las responsabilidades de cada líder. Quiere que sus líderes crezcan más rápido que el negocio”, señala el artículo.

Así, el talento debe convertirse en una pieza central de cada departamento y una responsabilidad directa de managers y directivos.

 

2. Más allá de los recursos humanos.

Como consecuencia directa del primer punto, el artículo de Ashkenas defiende que los departamentos de recursos humanos pierdan peso en la gestión de los empleados.

“Identifique cómo la gestión del talento ayudará a impulsar el negocio, asegúrese de que los managers entienden la conexión entre el éxito del negocio y el desarrollo de talento y haga que sean responsables a la hora de transformarlo en una realidad”, señala el experto.
Por ejemplo, se puede potenciar que los propios directores de departamento elijan entre sus subordinados a los futuros líderes de la compañía. O que analicen qué piezas encajan mejor para mejorar el trabajo en equipo.

 

Involucrar a los trabajadores en los diferentes procesos de decisiones de la compañía será esencial en un futuro en el que la automatización jugará un papel importante

 

3. Involucra a los trabajadores.

“Aprovecha las aptitudes creativas y de resolución de problemas de sus trabajadores para que estos sugieran mejoras en los productos, en el embalaje y el transporte”, señala un análisis del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) publicado en la misma revista de Harvard.

El caso real en el que se basa el análisis es el de Mercadona, citado como modelo de éxito para potenciar el talento del futuro. Según el artículo, cualquier empleado de esta cadena de supermercados tiene la capacidad de pedir productos o cambiar la presentación de los mismos, siempre que satisfaga a los clientes y genere beneficios para la empresa.

Así, involucrar a los trabajadores en los diferentes procesos de toma decisiones de la compañía será esencial en un futuro en el que la automatización jugará un papel importante.

 

4. El Internet de las Cosas y los robots.

Hablando de futuro, no se podía pasar de puntillas por el impacto de la tecnología. La robótica, la automatización, el Internet de las Cosas y el big data están llamados a revolucionar todos los departamentos de una compañía, incluido los de recursos humanos y gestión del talento.

En un artículo publicado en el American International Journal of Research in Humanities, Arts and Social SciencesK, la investigadora Narasima Venkatesh señala que la tecnología dará acceso a gran cantidad de datos sobre los empleados. El análisis de este big data será esencial a la hora de gestionar los talentos de los trabajadores.

Según Venkatesh, el smartphone será una pieza central en el trabajo en equipo y la coordinación de los empleados, el uso de trackers permitirá medir desde la eficiencia de los trabajadores hasta su estado de salud, y la realidad aumentada cambiará para siempre los procesos de selección de empleados.

En este sentido, la Unidad de Talent&Rewards de Willis Towers Watson ofrece una solución integrada para valorar el talento y reducir el riesgo en la toma de decisiones. Su nombre, Assesment Tool, y sus ventajas:

  • Valoración del desempeño de los empleados, identificando su potencial, su rol en el equipo, sus características como líder y su implicación con la cultura de la empresa.
  • Reduce los tiempos y evita decisiones equivocadas.
  • Mejora la experiencia entre empleado y candidato.

 

Post: La importancia de contar con una herramienta de gestión del talento.

5. Potencia la salud de los empleados. 

¿Y para qué necesitamos saber el estado de salud de los empleados? No tanto por control, sino por productividad y felicidad. Según el observatorio del portal Infoempleo, la apuesta por los hábitos saludables será una de las grandes tendencias en la gestión de los entornos laborables durante los próximos años.

“Ya hay estudios que apuntan que la productividad aumenta sustancialmente y disminuyen las bajas laborales durante periodos en los que se ha implantado algún programa de bienestar dentro de la empresa”, señala la web.
Las actividades saludables contribuirán a mejorar el bienestar en las oficinas y la felicidad y la motivación de los empleados. No se trata de tener una mesa de pin pon en el sótano. Se trata de integrar el deporte, habilitar zonas de descanso y relax o proporcionar alimentos sanos en el día a día de la compañía.

Conoce las Tendencias en Bienestar y Salud de los empleados en nuestro informe anual “Global Medical Trends 2017″. Ver informe

 

6. Transparencia y diversidad.

A pocos se les escapa que vivimos, cada vez más, en un mundo multicultural y en una sociedad que cada vez tolera menos la discriminación (aunque todavía quede mucho por hacer).

Según el informe HR Trends, elaborado por Infoempleo, “la diversidad étnica y cultural en los equipos obtiene mayores beneficios en la cuenta de resultados”. Además, apostar por la transparencia y por reducir la discriminación ocupará un papel central en el futuro de las empresas españolas.

Por ejemplo, se está estudiando la obligatoriedad de que las empresas publiquen los salarios de hombres y mujeres. El objetivo: contar con el máximo de información para intentar reducir la factura salarial.

 

7. Apuesta por el grupo. 

Hubo un tiempo en el que cuidar el talento significaba retener a las estrellas de la compañía, los grandes nombres, los ejecutivos líderes. Sin embargo, en los próximos años, será el equipo el que tome un rol protagonista.

Reconocer el talento y liberar el potencial de cada una de las personas que integran un equipo de trabajo son acciones fundamentales para las empresas de éxito. Es esencial valorar la importancia del desarrollo personal y profesional de cada integrante de un equipo de trabajo para alcanzar el éxito de toda una organización”, señala la organización World of Business Ideas (WOBI).

 

8. Retener sigue siendo mejor que renovar.

Retener a los mejores trabajadores ha sido uno de los esfuerzos centrales de la gestión del talento desde que existe como tal. ¿Por qué? Pues porque las empresas se dieron cuenta de que era hasta tres veces más caro hacer una nueva contratación que retener a sus activos más valiosos.

Formación, adaptación, integración… son muchos los aspectos a tener en cuenta cuando alguien nuevo llega a una empresa. Como poco, pasarán unos seis meses hasta que esté completamente integrado. Esto supone un gasto y un esfuerzo para la compañía. Retener a los trabajadores más valiosos sale a cuenta.

“Se debe hacer un esfuerzo sistemático centrado no solo en la retención del top talent de una organización, sino también para crear y fomentar un ambiente de trabajo acogedor y una cultura de alta retención”, explica en su informe sobre el tema la IMF Business School.

 

9. El elogio, la mejor motivación.

“Es la clave del éxito emprendedor: elogiar en vez de criticar”. Palabras de todo un ejecutivo consagrado, como es Richard Brandson, el CEO de Virgin. En una de sus colaboraciones habituales para World of Business Ideas aseguraba que el elogio es la mejor de las motivaciones.

Además, coincidía también en un aspecto central que ha asomado en casi todos los puntos tratados en este artículo: la importancia del equipo. “Así se motiva. Poniendo al equipo primero, incluso antes que los clientes, y dándole un producto que sea el mejor del mercado. Ofreciéndole las herramientas para hacer bien su trabajo”.

 

El futuro vendrá cargado de mucha tecnología y herramientas que simplificarán, si queremos, la gestión del talento. Aunque el talento de los empleados se seguirá potenciando con motivación, trabajo en equipo y la integración del mismo en los valores de la empresa.

Comparte

Dejar una opinión