¿Intimidación o acoso al empleado? Responsabilidad sí o sí

¿Intimidación o acoso al empleado? Responsabilidad sí o sí

publicado en: Consultoría de RRHH | 0

El mobbing laboral es algo frecuente en las empresas. Raro es que a cualquier despacho de Recursos Humanos de una empresa no le haya llegado una queja del tipo “Estoy siendo acosado”. Por ello, la gran mayoría de profesionales del área suelen estar prevenidos a este respecto. Es a estos departamentos, junto con el legal, a quienes les toca analizar y comprobar si una denuncia por acoso en el trabajo constituye o no un verdadero caso de discriminación y si por otro lado es viable para ser o no investigada.

 

Son tantos casos los de los últimos años, que la línea entre el acoso laboral y el acoso real se ha desdibujado. La realidad es que hechos como los rumores de pasillo, el aislamiento social a un compañero, los gritos o las malas formas a la hora de pedir un trabajo, junto a las críticas o la imposición de tiempos imposibles en la entrega, son objeto de debate en la materia. Resulta curioso que la mayoría de estos hechos, no son ilegales o constitutivos de delito en el ordenamiento actual.

 

Ante este panorama, la mayoría de directivos han reconocido que el acoso laboral influye entre los empleados y su rendimiento dentro de la empresa.

 

¿Cómo actuar contra el Bullying laboral?

Independientemente del esfuerzo que se pueda llevar a cabo en una compañía para evitar el acoso, ante un caso así los directivos no están exentos de responsabilidad. A continuación vamos a enumerar algunos tips para evitar que un suceso de este tipo se nos pueda ir de las manos:

 

Forma y educa a tus jefes

La mayoría de bullies suelen ser gerentes. Debemos estar seguros que ellos tienen claro su rol dentro de la empresa, y que cualquier comportamiento de poder que exceda y constituya abuso sobre sus subordinados, puede conllevar determinadas responsabilidades. Puede que tengamos que poner en marcha procedimientos de gestión y algunos medios para hacer frente a una situación de este tipo. Una buena prevención y formación, por muy alto que sea el rango de quien causa bullying, será fundamental a la hora de evitar este tipo de situaciones.

 

Implementa un sistema de denuncias constante y establece líneas de investigación

 Y con una respuesta rápida. Da la misma importancia al acoso laboral al igual que lo harías con otro asunto. Deben establecerse procedimientos fáciles y eficaces a la hora de recibir y resolver quejas. Un buen plan es decisivo en estos casos. Es conveniente revisarlos detalladamente con un abogado antes de aplicarlos, porque si son muy genéricos, podemos incurrir en violación de derechos contra los trabajadores.

 

Cualquiera puede ser culpable

Debemos abrir la mente en este sentido y sospechar que cualquiera dentro de la empresa, independientemente de su cargo o condición puede ser responsable por acoso laboral. Por ello, y para abordar un hecho de este tipo debemos anticiparnos al momento crítico y no dejar que un acto de bullying laboral se convierta en aceptable.

Si se está barajando la posibilidad de implementar un buen plan anti acoso, debemos ser cautos y consultar con un asesor especializado en la materia.

 

Las cifras en España

El informe publicado este año de Eurofound “La violencia y el acoso laboral en Europa: alcance, repercusiones y políticas” en Europa, revela que en España se denuncian sólo la mitad de los casos de mobbing laboral respecto la media europea (un 8% frente al 14,9% del resto de países).

Comparte