La revolución digital de la atención sanitaria: Nuevos riesgos

La revolución digital de la atención sanitaria: Nuevos riesgos

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

El sector de la salud está en plena revolución digital, y todo con el único objetivo de optimizar su eficiencia, adaptarse a los nuevos tiempos, y mejorar la atención al paciente.

Sin embargo, este proceso, rápido y complejo, está exponiendo a la industria del sector frente a importantes ciberamenazas pudiendo generar gran repercusión para el usuario final.

 

Consolidación del sistema IT

La reforma legislativa ha impulsado una serie de fusiones de hospitales y clínicas, todos ellos conectados por un mismo sistema, y esta nueva consolidación ha abierto la puerta a nuevos sistemas de almacenamiento en la nube. Pero también ha ocasionado la creación de nuevas alternativas IT muy diferentes entre sí. Esta diversidad y volumen de usuarios es el gran reto de cara a implantar y ejecutar soluciones de seguridad de datos.

 

Regulación de datos del paciente

Otro de los desafíos en constante evolución es la gestión electrónica de los datos del paciente, donde también el desarrollo es muy rápido.

Además está presente la atención preventiva fuera del entorno hospitalario con nuevos recursos como la monitorización remota o la consulta a través de vídeo. Son nuevas nuevas formas que también están en el punto de mira de los hackers. Por ello es necesario llevar a cabo operaciones de control y una regulación con sanciones económicas severas y elevadas en caso de incumplimiento. La industria y los interesados en este sector deberían lanzar soluciones que garantizaran el cumplimiento de esta normativa.

Otro tema objeto de debate y prioritario es la seguridad, propiedad e intimidad del historial médico de los pacientes.

 

Estar preparados para la revolución digital

La atención sanitaria y todo lo que puede ofrecer para el mercado es muy apetitosa. Se espera que siga creciendo y con ello el sector deberá estar preparado para ofrecer y satisfacer soluciones a esta fuerte demanda. Por lo que parte del proceso será preparar y sensibilizar al sector frente a todas los posibles ciber riesgos que amenazan a la sanidad y sus nuevos sistemas.

 

Qué nos depara el futuro

Es de esperar que con este avance imparable del uso de la tecnología sanitaria y de la atención médica prolifere la utilización de múltiples canales. La convergencia entre la tecnología en salud y el consumidor creará lo que podemos llamar “Internet de las cosas para la salud”, que requerirá sin duda de una especial protección contra riesgos no deseados.

 

¿Y en España?

Nuestra particular situación, entre otras la prolongada crisis económica, han ralentizado avances en la materia. Pero también es cierto que se ha producido, como en el resto del mundo, una revolución digital en toda regla.

También está el sistema e-health o e-salud español de cuidados, citas médicas a través de internet y de control de la información médica al que parte de los ciudadanos acceden. Un informe de 2014 de AMETIC (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales) estima que se invirtieron 197 millones de euros en TIC y que el gasto ascendió hasta 530 millones (datos de 2011).

Pero la realidad es que cada comunidad autonómica tiene implantado un sistema diferente, con lo que la unificación y control de datos supone aún un desafío. Junto a ello destaca el control y desarrollo de la tecnología en la sanidad privada, cada vez más extendida en nuestro país.

Nuestro sector asegurador ha de estar preparado para afrontar, junto a los riesgos expuestos anteriormente, los que suceden en nuestro actual sistema sanitario y los posibles que pueden acontecer en un futuro no muy lejano.

 

 

Comparte