LOPD, Facebook y Twitter: ¿Cuáles son las normas y sanciones?

LOPD, Facebook y Twitter: ¿Cuáles son las normas y sanciones?

publicado en: Consultoría de RRHH | 0

 

El caso de Cambridge Analytica ha hecho saltar todas las alarmas. El mundo se sorprende ante una empresa de análisis que ha tenido acceso a datos privados de usuarios de Facebook para utilizado con intereses comerciales y políticos. Pero el debate no es nuevo. El manejo de la información que hacen las redes sociales ha sido discutido, y mucho, en la Unión Europea, donde Facebook y Twitter están bajo lupa. El tema gana si cabe más relevancia ante la inminente entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

 

Nuevas normas para las redes sociales

 

New Call-to-action

En el mes de febrero, la Comisión Europea dejaba ver su preocupación ante la falta de adaptación de algunas redes sociales a las reglas de la Unión Europea. No es la primera vez que la Comisión se enfrenta a Facebook, Twitter o Google+ en materia de protección de datos. “Las empresas de redes sociales deben hacer más para responder a las demandas [de los usuarios]”, señalan desde el órgano legislativo de la UE.
Demandas, que, aseguran, son consecuencia de las quejas directas de consumidores que han sido blanco de fraudes o estafas a través de estas plataformas. Además, explican, los usuarios se han quejado en repetidas ocasiones de que los términos y condiciones de estos servicios no respetan las leyes de consumo de la UE.

Así, desde la Comisión, ante la dificultad regulatoria de estas compañías globales, han establecido una serie de normas específicas para la protección de los datos y los derechos del usuario en las redes sociales.

  • Los consumidores nunca se verán obligados a renunciar a derechos de obligado cumplimiento en la UE. Como ejemplo, señalan el derecho del consumidor a abandonar un proceso de compra online.
  • Los usuarios podrán presentar sus quejas sobre las redes sociales en Europa, en lugar de en Estados Unidos.
  • Las plataformas asumirán su parte de responsabilidad hacia los consumidores europeos, tal y como hacen los proveedores de servicios offline.

 

LOPD, Facebook y Twitter: Sanciones ejemplares (y premonitorias)

 

Mientras la Unión Europea estudia el nivel de adaptación de Facebook y Twitter a estas reglas, la justicia de otros estados miembros se mueve en direcciones parecidas. De acuerdo con una información publicada por el diario El Mundo, la justicia belga ha instado a Facebook a dejar de seguir y monitorizar el comportamiento de los usuarios de Internet. Es decir, de acumular datos como los que forman parte, precisamente, de la filtración de Cambridge Analytica que ha desatado una auténtica tormenta en la compañía de Mark Zuckerberg.

 

Si Facebook persiste con estas prácticas la compañía se enfrentará a multas de 250.000 euros por día hasta un máximo de 100 millones de euros

Según la sentencia emitida por un tribunal de Bruselas, si Facebook persiste con estas prácticas la compañía se enfrentará a multas de 250.000 euros por día hasta un máximo de 100 millones de euros. Además, señala el fallo del tribunal, Facebook debe ser más transparente con los usuarios y dejar claro qué tipo de información acumula y con qué propósitos.
Este tipo de decisiones y sentencias no están directamente relacionadas con el RGPD, que será de aplicación obligatoria a partir del 25 de mayo. Sin embargo, pueden ser ejemplares de lo que podría llegar a ocurrirles a otras empresas que no se tomen en serio la protección de datos en el futuro.

 

El RGPD y el uso de datos personales

 

El Reglamento General de Protección de Datos quiere regular las actividades de los responsables o encargados de tratamientos de datos más allá de las leyes de cada país miembro. Afecta a todas las compañías que, estén o no en la UE, trabajen con datos de ciudadanos europeos. Es decir, afecta a empresas como Facebook y Twitter. Además, el RGPD establece las siguientes normas para reforzar la protección de los datos personales.

  • Consentimiento inequívoco de las personas para el procesamiento de sus datos.
  • El derecho al olvido, es decir, el derecho a limitar la difusión indiscriminada de datos personales que no tienen relevancia ni interés.
  • Tras un robo de datos o una brecha de seguridad, las empresas afectadas tienen un máximo de 72 horas para denunciarlo.
  • Las empresas que procesan los datos deben nombrar a un responsable de protección de datos.
  • No cumplir con el RGPD podrá acarrear multas de hasta 20 millones de euros o entre el 2% y el 4% del volumen de negocio de la empresa.
Comparte

Dejar una opinión