Los drones responden ante las catástrofes

Los drones responden ante las catástrofes

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

Imagine esto: en las consecuencias de un desastre natural, vehículos aéreos no tripulados escanean y fotografían el terreno afectado. Es entonces, cuando son utilizadas impresoras en 3D para crear un modelo detallado de la topografía, que el comando de respuesta tras estos incidentes utiliza para desplegar operaciones de búsqueda y rescate más rápidas, seguras y eficaces.

Suena a ciencia ficción, ¿verdad? Sin embargo, es exactamente lo que ocurrió después de la avalancha de lodo que tuvo lugar en marzo de 2014 en Oso, Washington.

Los vehículos aéreos no tripulados (UAVs) han sido utilizados como respuesta a una emergencia desde 2005 por los gobiernos, las organizaciones no lucrativas como el Equipo Campo de Innovación y las instituciones de investigación como el Centro de Robots Asistidos para Búsquedas y Rescates de la Universidad A&M de Texas

El doctor Robin Murphy, el cual dirige el centro de investigación de la Universidad A&M de Texas, cree que el único desastre natural de grandes dimensiones que ha tenido lugar desde 2011 y en el cual no se usaron los drones aéreos fue el hundimiento del ferry surcoreano en abril de 2014 – en este caso, se utilizó un vehículo subacuático operado por control remoto.

Antes de que ocurra el desastre

El potencial de la tecnología de drones para favorecer que la respuesta ante los desastres sea más rápida, más barata, más efectiva y menos peligrosa es enorme.

Como dijo Justin Oberman, president de Measure, una empresa compuesta por 32 asesores: “El uso de aviones no tripulados significa realmente todo acerca de los datos que se generan en cada misión”.

Esta información puede ser utilizada de muchos modos. El doctor Doug Snow de la Universidad de San Diego está investigando la posibilidad de usar la información de los drones para detectar rápidamente los daños en infraestructuras y edificios. A través de la comparación entre imágenes tomadas después de terremoto o huracán y aquellas de referencia captadas por una unidad aérea en una misión anterior, la información recogida por el dron puede ayudar a detectar grietas, inestabilidad u otros daños.

Los drones puedes utilizarse también antes de que sucedan los desastres. El Gran Global Hawk de Northrop Grumman puede volar largas distancias (más de 10.000 millas) y permanecer en el aire durante más de un día para controlar la velocidad y dirección de los vientos del huracán con la esperanza de mejorar la predicción.

Otro enfoque, realizado por un equipo de la Universidad de Florida, consiste en el uso de enjambres de pequeños aviones, algo que nos recuerda a la película Twister, para monitorizar las tormentas desde dentro a medida que se van desarrollando.

Algunas tecnologías de los drones disponibles te sorprenderán. Los drones no sólo pueden suministrar información que permita una impresión en 3D de la topografía, también es posible manejar a un dron usando el movimiento de nuestros ojos por medio de un auricular Oculus Rift.

En el horizonte

No se trata de una extrapolación el hecho de especular con que la luz solar permitiría a los drones permanecer en el aire de forma indefinida, una vez que los paneles solares y el vehículo por sí mismo pueda producir luz suficiente. Estos drones podrían llevar a cabo el mismo trabajo que las torres de telefonía móvil o los satélites de telecomunicaciones. Pero los desarrollos realmente innovadores en tecnología de aviones no tripulados son tan difíciles de predecir como lo son para los móviles–los drones más avanzados que existen actualmente se convertirán en primitivos dentro de unos pocos años.

Porque la tecnología de los drones está cambiando tan rápidamente que las corporaciones y agencias deben buscar el modo más económico de alquilar los drones en vez de comprarlos. Los drones-como-servicio, como se propuso desde  Measure, la compañía de los 32 asesores, puede ser un importante modelo de negocio de cara a hacer a la tecnología accesible para municipios o para empresas que sólo tienen necesidad de usarlo de vez en cuando.

Una cosa está clara: el futuro de la respuesta ante los desastres estará dirigida por la información que proporcionan los drones.

Willis está involucrado en un proyecto que analiza el papel de los drones en las operaciones de rescate organizado por Measure.

Por Alice Underwood

Comparte