Los riesgos del futuro y su relación con la tecnología

Los riesgos del futuro y su relación con la tecnología

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

Nuestro mundo avanza a una velocidad sin igual en lo que a innovaciones tecnológicas se refiere. Los riesgos asociados a la aplicación de estas tecnologías no siempre se conocen. Localizarlos y valorarlos en su justa medida serán los primeros pasos para enfrentarse a ellos con garantías de éxito. En este artículo recogemos los riesgos tecnológicos que más afectarán a las empresas durante el presente año, según la encuesta lanzada desde Willis Towers Watson Wire. Casualmente, también en la tecnología encontraremos la clave para mitigarlos.

Tecnología disruptiva

Cuando hablamos de tecnologías disruptivas, nos referimos a aquellas que conducen a la desaparición de productos o servicios que hasta entonces eran utilizados por la sociedad. La nueva tecnología aparece así como un avance que hace que todo lo anterior resulte precario o inferior en cuanto a prestaciones. Aunque inicialmente el término procede del ámbito económico, actualmente comienza a tener mucha importancia a la hora de plantear estrategias de desarrollo en los departamentos de I+D+i de muchas compañías.

¿Dónde está el riesgo? En el futuro de aquellas empresas que no adapten sus procesos de producción ni su dinámica de trabajo a las nuevas corrientes innovadoras. Esto puede suponer un lastre para los sectores productivos, incluso para los más punteros, que verán mermados sus beneficios si las compañías del sector no se suman al caballo tecnológico ganador.

 

Aparatos tecnológicos de ocio

Los juguetes tecnológicos están a la orden del día, son de los más vendidos pero también pueden llegar a ser de los más peligrosos si no se siguen unas pautas de control y de uso claras. No es la primera vez que oímos a usuarios que han visto cómo las baterías de sus juguetes tecnológicos (Hoverboards, drones, cámaras go pro) han acabado sobrecargadas o incluso, en el menor de los casos, explotando.

Para evitar estas situaciones, la recomendación es básica: adquirir artículos de calidad, que estén respaldados por una garantía oficial de una duración coherente; un uso adecuado del aparato en cuestión, estudiando previamente su funcionamiento y teniendo en cuenta los posibles riesgos asociados a su utilización. Además, el sentido común siempre ayuda a discernir si el objeto que estamos a punto de comprar es o no es un juguete y, por tanto, tratarle como tal.

 

El uso no ético de los datos, el mayor riesgo del futuro

En la Jornada Ciberriesgos en la empresa, organizada por CAEB de la mano de Willis Towers Watson, Juan Carlos Tárraga, director de Baleares y subdirector general de Willis Towers Watson Iberia, incidía en este punto: “Las empresas recogen y almacenan información para ayudar a mejorar la experiencia del cliente, pero el efecto colateral de esta adquisición de información es la creación y el almacenamiento de datos muy atractivos y valiosos que sin duda tienen un enorme interés para aquellos hackers que actúan por motivos meramente lucrativos”.

La estandarización en el uso de datos personales por Internet es un hecho palpable que debe ir ligado a la asunción de la responsabilidad que corresponde por compartirlos. Potenciar una concienciación de los riesgos asociados será una forma excelente de evitar imprevistos. Ahora bien, las reglas sobre qué datos son personales y cuáles no y cómo han de usarse necesitan clarificarse. Sobre este asunto reflexiona Mary O’Connor, directora de la Unidad de Instituciones Financieras de Willis Towers Watson, en su artículo FinTech and the Ethical Use of Personal Data

 

Atención sanitaria

Los planes de salud que incorporan muchas empresas como beneficio para con sus empleados se ven afectados por el estado de sus balances de situación. Para las entidades en las que los últimos años cuadrar las cuentas ha sido una tarea titánica, las pólizas de atención sanitaria de sus empleados se han mirado con lupa.  Por ello, y antes de llevarnos sorpresas nada agradables, revisa las condiciones de tu póliza para tener controlados y actualizados los servicios por los que estás cubierto.

 

Violencia

Cuando los actos violentos no pueden predecirse, estamos ante un nuevo riesgo global, en el que la tecnología juega un papel activo. Para agencias de inteligencia como el FBI, una prevención eficaz requiere de la colaboración de entidades públicas y privadas y de su trabajo conjunto. Contener el riesgo es necesario, y por ello, más y más instituciones, organizaciones y municipios trabajan para frenarlo. El impacto en los seguros y reaseguros aún está por ver.

 

Comparte