El sector de los seguros ante un nuevo modelo de supervisión

El sector de los seguros ante un nuevo modelo de supervisión

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

La propuesta de un nuevo modelo de supervisión de seguros en España ha sido recogida por críticas en el sector, que se decanta más por un supervisor independiente, que cumpla con los estándares internacionales y que cuente con los recursos suficientes para cumplir los requerimientos exigidos.

La apuesta de Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España, y que ha sido el punto de mira de varias críticas, tiene su base en esta idea, que él mismo desarrolla: “En estos momentos procede reflexionar sobre cambios adicionales que contribuyan a facilitar la preservación de la estabilidad financiera, proteger adecuadamente a los inversores y a los usuarios de todo tipo de servicios financieros, asegurar el correcto funcionamiento de los mercados y permitir la gestión eficaz de las crisis financieras con el mínimo coste posible para el contribuyente”.

A ello añadía en su día Restoy que cuando las circunstancias lo permitan, habría que acometer una ambiciosa reforma del modelo institucional de supervisión, hacia un modelo ‘twin peaks’, predominante en Europa, con una autoridad financiera y de solvencia (Banco de España) y otra de vigilancia y supervisión de conducta (CNMV). En definitiva, un modelo sobre la base de una autoridad financiera (Banco de España) y una agencia de supervisión de conducta (CNMV) que supondría el fin del actual esquema de supervisión financiera, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Desde la patronal aseguradora Unespa defienden que el sistema vigente, (con un regulador de la solvencia y la actividad bancaria, el Banco de España; otro para los mercados financieros, la CNMV; y otro para la actividad aseguradora) funciona adecuadamente y es el que se ha adoptado en el nuevo marco supervisor de la Unión Europea. De hecho, las tareas de supervisión en el ámbito comunitario están atribuidas a EBA (banca), ESMA (valores) y EIOPA (seguros y fondos de pensiones).

González de Frutos, presidenta de Unespa, insiste en que la DGSFP tiene el suficiente grado de independencia respecto al Gobierno, aunque esté orgánicamente enmarcado en el Ministerio de Economía, y que despeña de una forma adecuada su papel. Defiende asimismo que tenga una mejor dotación económica, y se ofrece a que sea el sector, como ya ocurre en otros países del viejo continente, quien aporte dinero para financiar este organismo supervisor.

 

Más defensores del modelo actual

El ministerio de Economía también defiende el sistema actual frente a la propuesta de Restoy. En concreto, el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, reconoce que su labor durante estos últimos años ha sido muy positiva, incluso la equipara con la de los mejores estándares europeos.

Comparte