¿Qué es la jubilación anticipada forzosa?

¿Qué es la jubilación anticipada forzosa?

publicado en: Consultoría de RRHH | 0

En España hay, a día de hoy, algo más de nueve millones y medio de jubilados. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), alrededor de un 40% de las jubilaciones registradas en la última década se produjeron antes de la edad marcada legalmente. Son lo que se conoce como jubilaciones anticipadas. Así funcionan y estas son las diferencias entre la jubilación anticipada forzosa y la voluntaria.

 

La jubilación anticipada

New Call-to-action

La reforma de las pensiones de 2011 cambió las normas que regían en España las jubilaciones anticipadas. El Real Decreto-Ley 5/2013 de marzo de 2013 estableció en detalle las nuevas medidas aplicables a la jubilación anticipada y la jubilación parcial. En líneas generales, la nueva regulación busca acotar el número de jubilaciones anticipadas debido al impacto que tienen en el sistema público de pensiones.

Como regla base, el importe de la pensión por jubilación anticipada será la base reguladora de cada trabajador reducida en un determinado porcentaje por trimestre de anticipo. Es decir, que la cuantía de la pensión será menor cuanto más se anticipe la fecha de jubilación. La base reguladora se determina en función de las bases de cotización del beneficiario durante los 25 años previos a su jubilación. En jubilaciones durante el año 2018 se calcula sobre los 21 años previos, incrementándose anualmente en 1 año hasta situarse en 25 años en jubilaciones a partir del año 2022.

Partiendo de esta base existen, después, diferencias en función de la forma en que se accede a la jubilación anticipada.

 

Diferencias entre jubilación anticipada forzosa y voluntaria

Retirarse antes de la edad establecida puede ser un acto voluntario. La jubilación anticipada forzosa se produce, sin embargo, por la expulsión prematura del mercado de trabajo. El acceso a la jubilación anticipada por causas ajenas al trabajador se contempla bajo los siguientes supuestos:

El importe de la pensión por jubilación anticipada será la base reguladora de cada trabajador reducida en un determinado porcentaje por trimestre de anticipo

  • El trabajador ha sido objeto de un despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción
  • El trabajador ha sido objeto de despido objetivo por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción
  • Bajo supuestos de extinción por fuerza mayor
  • Cuando fallece, se jubila o es incapacitado el empresario o, en su caso, se extingue la personalidad jurídica de la empresa
  • Cuando se ha sido víctima de violencia de género y por ese motivo se debe abandonar el puesto de trabajo

Además de las causas, existen una serie de diferencias entre la jubilación anticipada voluntaria y forzosa, tanto en las condiciones para acceder a ella como en las prestaciones. La primera de estas diferencias tiene que ver con el tiempo restante hasta la edad legal de jubilación. En los casos voluntarios, la ley contempla que el trabajador se retire de forma anticipada cuando le falten dos años o menos para la edad de jubilación ordinaria. En el caso de ser forzosa, este periodo se amplía hasta los cuatro años.

Es requisito indispensable tener, al menos, 33 años de cotización para tener el derecho a la forzosa y 35 para la voluntaria.

 

Distintos coeficientes reductores

 

Entre jubilación anticipada forzosa y voluntaria también existen diferencias en el llamado coeficiente reductor

Por último, también existen diferencias en el llamado coeficiente reductor. Este se aplica sobre la base reguladora en función del número de trimestres que falten para la edad de jubilación ordinaria. En el caso de que el retiro anticipado sea forzoso, se aplicarán los siguientes porcentajes:

 

  • Si se han cotizado menos de 38 años y 6 meses, un 1,875% por trimestre
  • Más de 38 años y 6 meses y menos de 41 años y 6 meses, un 1,750%
  • Más de 41 años y 6 meses y menos de 44 años y 6 meses, un 1,625%
  • Igual o superior a 44 años y 6 meses, un 1,5%

Dichas reducciones se incrementan de la siguiente manera si la jubilación anticipada es voluntaria:

  • Si se han cotizado menos de 38 años y 6 meses, se aplica un 2% por trimestre
  • Más de 38 años y 6 meses y menos de 41 años y 6 meses, un 1,875%
  • Más de 41 años y 6 meses y menos de 44 años y 6 meses, un 1,750%
  • Igual o superior a 44 años y 6 meses, un 1,625%

En cualquiera de los supuestos anteriormente indicados la pensión de jubilación anticipada no podrá ser superior a la pensión máxima de la seguridad social teniendo en cuenta una reducción del 0,5% por cada trimestre de anticipo respecto la edad ordinaria de jubilación.

 

New Call-to-action

Comparte

Dejar una opinión