¿Coches que se mueven a base de hidrógeno? Sí, y son el futuro

¿Coches que se mueven a base de hidrógeno? Sí, y son el futuro

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

Por si quedaba alguna duda, la irrupción del coche eléctrico en la vida cotidiana es imparable. Así se demuestra en la última edición del Salón del Automóvil de Ginebra, el escaparate donde las grandes marcas dan a conocer sus las últimas innovaciones.

Estos días, en Ginebra, también se está desmontando la idea preconcebida de los coches ‘verdes’. Ni tienen por qué tener un tamaño reducido ni un diseño rectilíneo. Los fabricantes de alta gama han avanzado mucho en este segmento y han inundado el salón con propuestas premium menos contaminantes, pero sin perder sus señas de identidad.

La alemana Audi ha presentado la versión híbrida de su A3, un todocamino que combina el respeto al medioambiente con la tecnología más innovadora. Porche, por su parte, ha mostrado los modelos híbridos de sus míticos Cayenne y Panamera, pero su verdadero reto es lanzar al mercado un deportivo con una autonomía de 400 Kilómetros y que se carga al 80% en 15 minutos. Y eso sin contar con la incorporación de varios servicios de conectividad que se podrán controlar con la mirada.

El reto del sector de los seguros es adaptarse a estas tendencias y cubrir así los riesgos que derivan de esta creciente dependencia de la electricidad. Seguir leyendo

BMW, Volvo y Mercedes han sido otros de los grandes fabricantes que han expuesto sus modelos híbridos enchufables y que muy pronto estarán disponibles en el mercado.33

Aunque no se le podría ubicar en el segmento del lujo, uno de los vehículos que más atención ha acaparado en el salón es el Hunday FE Fuel Cell Concept. Es capaz de recorrer hasta 800 Kilómetros sin emisiones contaminantes y sin utilizar electricidad. Es hidrógeno lo que hace moverse a este automóvil que se comercializará en 2018.

 

Los coches autónomos serán el futuro

Junto al coche eléctrico, el desarrollo de nuevas tecnologías para lograr en un futuro cercano ‘el vehículo autónomo’ vienen pisando fuerte. De hecho, casi todos los fabricantes coinciden que en el horizonte de 2025 sus modelos ya contarán con cierto nivel de automatismo y dejarán cierto grado de independencia al conductor.

La apuesta más agresiva en este sentido es la de Wolkswagen, multinacional para la que la tecnología debería ser capaz de poner en la carreta coches 100% autónomos a partir de esa fecha. El grupo automovilístico alemán ha cautivado al público en el salón con un pequeño utilitario que no tiene volante ni pedales. De diseño bastante futurista, el Sendric permitirá al conductor trabajar en su portátil o ver una película mientras viaja.

Otros fabricantes, sin embargo, se muestran más cautos y no se atreven a vaticinar una fecha para su entrada en circulación. Opinan que ese tipo de utilitarios no será una realidad hasta que la tecnología se haya perfeccionado, sobre todo, en lo que se refiere al mobility manager, la persona que actuará como un controlador del tráfico y que resolverá los problemas a los que se enfrente el automóvil del futuro.

Admiten que tampoco será fácil conseguir el visto bueno por parte de las autoridades competentes ni el desarrollo de una legislación que contemple los cambios que traiga el vehículo autónomo.

El reto del sector de los seguros es adaptarse a estas tendencias y cubrir así los riesgos que derivan de esta creciente dependencia de la electricidad.

 

Información sobre Flotas

 

Comparte

Dejar una opinión